60 años de permanente construcción de nuestra comunidad


A mediados de la década de los cincuenta Chile vivía un período de transformaciones políticas, sociales y culturales, en ese contexto los Sagrados Corazones de Manquehue inician su funcionamiento con un grupo de 58 alumnos en marzo de 1955. Pero solo pasaron un par de años para que el 12 de noviembre de 1957 a través de una escritura pública se establezcan los estatutos de la Asociación de Padres de Familia de los Sagrados Corazones de Manquehue cuyo objetivo sería velar por los derechos, intereses y deberes de los padres y apoderados, referentes a la instrucción y educación cristiana de sus hijos y pupilos. Esto se realizaría a través de la coordinación de la colaboración entre los padres de familia y apoderados y el colegio. Es el inicio… de 6 décadas de historia.

Desde un comienzo, el Centro de Padres se estableció como un nexo entre los padres, madres y apoderados con el colegio con la finalidad de construir un colegio mejor para cada uno de los hijos e hijas, relativos al proceso educativo y la vida escolar. 

La historia de los 60 años del Centro de Padres de nuestro colegio refleja que el rol y las funciones son algo que están en constante construcción, adecuándose a los tiempos que vivimos e intentando ser un reflejo activo de las preocupaciones de cada papá y mamá respecto de sus hijos e hijas.

Muy importante resulta recordar a todos los presidentes y sus equipos de trabajo que, de forma voluntaria y generosa, han contribuido representando las necesidades e inquietudes de todos los padres de la organización.

La mirada de algunos de los protagonistas

Arturo Domínguez Covarrubias, presidente del CPP en 1976, definía en el anuario de ese año que la tarea primordial del Centro de Padres era “la creación de una real comunidad escolar en la que participen activamente según sus roles todos los alumnos, profesores y apoderados y vayan descubriendo juntos las formas para alcanzar la mejor formación humana y cristiana de nuestros hijos”.

Por su parte, el presidente del CPP desde 1980 a 1984, Javier Prieto destacaba en el anuario que el rol del Centro de Padres estaba entrado en la colaboración con la familia y el colegio para cumplir con las finalidades de cada uno en el ámbito educativo. El foco principal se relacionaba con apoyar y promover el desarrollo y mejoramiento del colegio. 

Al conversar en la actualidad con Mario Estévez, presidente del CPP en 2004 y 2005, destaca que “fue un periodo muy intenso, logramos muchas cosas, fuimos contraparte del colegio y fuimos colaboradores muy activos”. Desde la perspectiva de los desafíos, agrega que siguen siendo representar de la mejor manera a los papás y colaborar con el colegio. Estar parado en la misma vereda haciendo ver las inquietudes de los papás en el desarrollo de sus hijos.

En el contexto del 27 de febrero de 2010, las prioridades del Centro de Padres cambiaron y se enfocaron en la solidaridad con los afectados a través de una campaña de ayuda a Tubul y Quirihue, zonas tremendamente afectadas por el terremoto realizándose el primer operativo médico liderado por papás y mamás del colegio. Milenko Stambuk, presidente del CPP en ese año, definía en el anuario el lema de esta agrupación como “trabajemos todos por lo que nos motiva a todos”, y planteaba como desafío “conseguir que los padres y apoderados se motiven, se acerquen al CPP y aporten con ideas y trabajo, junto con lograr una mayor relación con el Centro de Alumnos para trabajar en sintonía”

En la misma línea, Ximena Galaz, del CPP 2017 agregaba en el anuario que “pertenecer al CPP es un trabajo sumamente gratificante, en donde siempre vienen bien y se agradecen más manos. Creo que la comunidad se unifica y fortalece aún más cuando somos los mismos padres quienes participamos y trabajamos en beneficio de nuestras necesidades.

El rector de los SSCC de Manquehue, Fernando Maffioletti, considera que “el Centro de Padres ha cumplido un rol histórico, que evidentemente con el tiempo ha ido evolucionando y en lo que estamos hoy día es en construir comunidad y para eso se necesita la participación y la voluntad de todos los estamentos: padres, estudiantes trabajadores del colegio”

El sentido de “crear comunidad” es compartido con el actual presidente del CPP, Ignacio Silva, ya que desde su visión el aprendizaje es crear comunidad con familias que comparten ciertos valores, que generan lazos y el Centro de Padres es importante como contraparte del colegio, como representante de los intereses de los papás y mamás, planteando inquietudes y colaborando con su logro. Uno de los hitos para conseguir estos objetivos lo representa la apertura de la Oficina del Centro de Padres que es un espacio formal en el colegio donde se pueden canalizar las inquietudes de los papás y mamás. Otro ejemplo concreto se ha materializado en la bolsa de trabajo del Centro de Padres que es una instancia exclusiva para los apoderados del Colegio de los SSCC Manquehue y permite también que empresas vinculadas a la familia manquehuina puedan publicitar sus puestos disponibles y recibir postulaciones.

El desafío para los próximos años es seguir creando comunidad para padres e hijos a través de instancias como la Kermesse, los Juegos Olímpicos para padres, la recientemente inaugurada Ludoteca, el Bingo en apoyo a la Casa Padre Esteban Gumucio y otras actividades donde las familias de nuestro colegio son los principales protagonistas. Por eso el agradecimiento a todos los papás y mamás del colegio que apoyan, dan sugerencias y plantean inquietudes al CPP porque esta celebración de los 60 años es de todos.