Feliz día del Profesor

Para conmemorar tan importante fecha, el Centro de Padres le entregó a todos los docentes del colegio un pequeño obsequio para agradecerles la inmensa labor que hacen día a día con nuestros hijos. Aquí les dejamos el discurso que preparamos para ellos. 


Estimados: 

En el Día del Profesor vale la pena recordar una de las funciones más relevantes que cumplen los docentes. Nos referimos a la labor que cumplen como agentes de socialización, dentro de los colegios, y que van más allá de entregar conocimientos.

Los profesores y profesoras, cumplen la función de transmitir a los niños y adolescentes, las costumbres y valores que nuestra sociedad considera fundamentales, como, por ejemplo, lo son los símbolos patrios; los héroes de nuestra historia; los diversos elementos que constituyen a nuestra cultura; el crecimiento en la Fe, el cultivar la oración y el crecimiento integral de nuestro niños.

Hay un proverbio Japonés que dice “Mas vale un día con un gran maestro, que mil días de estudio diligente”. De hecho, en el día en que nuestros hijos se gradúen de cuarto medio, ellos ya habrán pasado alrededor de 17,000 horas en este colegio y habrán sido instruidos por más de 50 maestros. Es por esto por lo que toda persona tiene una historia acerca de un maestro que ha afectado su vida.

Son ustedes quienes oyen a nuestros hijos, quienes los desafían y quienes los impulsan a defender sus valores. Ustedes serán los responsables en darles clases acerca de la importancia de nuestra constitución a nuestros futuros presidentes. Son ustedes quienes le darán clases de arte al próximo Nemesio Antúnez,  son ustedes quienes le demostraran el método científico a aquel estudiante brillante que algún día logrará curar el cáncer y son ustedes quienes en la búsqueda de un sistema de aprendizaje mejor para nuestros niños, se han abierto y capacitado en el Método Vess como forma de desarrollar las capacidades de nuestros niños y sacar lo mejor de ellos.

En este día de apreciación al maestro les quisiéramos agradecer por sus incontables horas, su sudor y sus lágrimas, y por su implacable compromiso hacia nuestros hijos. También les quisiéramos agradecer por adelantado, por inspirar a la próxima generación de increíbles maestros.

De Corazón muchas gracias.
CPP  2018